VADE RETRO: ¡¡¡Que pechonalidad!!!

Por Pablo Barroso - 4 de Febrero, 2008, 4:24, Categoría: Frikadas varias

Quien no recuerda esa gloriosa teta saltarina que paso a los anales de la historia en la nochevieja del 87. Ya en las peliculas de Esteso y Pajares nos habían surtido bien a los españoles de tetas y culos pero esta era la primera vez que lo hacían en un programa supuestamente para todos los públicos, es más, un programa de fin de año diseñado para ver en familia.

Corrían tiempos en los que estaba a las puertas de descubrir los pecados de Onán y me vienen con esto.

Ciertamente la tía tenía solo 19 añitos, eso es algo que hoy día sería considerado algo incluso immoral, ver a una niña viviendo de enseñar al planeta las mamellas. Pero claro, gracias a eso ahora una cuarentona Sabrina Salerno (que dicho sea de paso aún esta de buen ver), vive de presentar programas de televisión en su Italia natal.

Era el inico de una nueva era, eran tiempos de tetas. Sí, de tetas, todo el mundo se decantaba por ser del Madrid o del Barcelona y, a la vez, se posicionaba pronunciándose por ser de Sabrina o de su aférrima rival Samantha Fox.

Y la de sucedáneos que surgieron para nuestro deleite, todas con un tetamen acojonante y entre las que yo destacaría a la polaca Danuta Lato.

He de decir que me resulta indescriptible la cara de sorpresa y risa de mi padre al verlo. Y es que sí, amigos frikis, en este país esa teta dió mucho que debatir y, lo peor de todo, es que la mayoría de la gente se creía que el mencionado seno saltarín se le salio a la italiana por descuido o casualidad, como si el programa no fuese grabado o como si no fuese demasiada casualidad que se le saliese la misma teta en las dos canciones que interpretó la susodicha. Acaso no es demasiado descarado que nada mas empezar a cantar... ¡hala! ¡toma teta!, lo del encuadre con primer plano tambien resulta bastante revelador...

Además ¿ACASO NO QUEDA CLARO QUE LA TETA EN SÍ MISMA ES LO QUE LE DA CONTENIDO A LA CANCIÓN?, si es que cuando no queremos ver las cosas....

PORNOFASCISMO

Por Pablo Barroso - 5 de Diciembre, 2006, 18:07, Categoría: Política

¿ROCCO SIFREDI NUEVO DUCE DE ITALIA?

Si señores, PORNOFASCISMO con letras mayúsculas. Este es el nuevo invento de la decadente política italiana que, con ejemplos como este, da muestras de que siempre nos deleitara con alguna perla de este tipo.

Atrás se quedan las imágenes de la archiconocida pornostar húngara y afincada en Italia Anna Ilona Staller (mas conocida como Ciciolina) enseñando un seno antes de entrar al parlamento como flamante magistrada. Y es que la chica es quizás la precursora de este género de políticos que buscan su popularidad en el escándalo y que tanto éxito obtienen en el país de los Apeninos.

Me atrevo a decir esto porque, a pesar que la Staller  se presentó en  multitud de ocasiones con partidos eco-progresistas a diferentes convocatorias de comicios, y que es una ardiente (nunca mejor dicho) defensora de la ecología y los derechos de los animales (quizás por eso tuvo tanto éxito haciendo aquella famosa película en la que copulaba con caballos...);  si somos sinceros, todos somos conscientes de que los mas de 20.000 votos que saco en la provincia del Lazio no han sido fruto de sus promesas electorales, sino más bien de otras cosas ajenas a la política.

 El hecho de que el escándalo como fórmula para el éxito en la política es cosa muy de latinos se pone de manifiesto al contemplar que, personajes como Silvio Berlusconi, Jesús Gil y Gil o José María Ruiz Mateos consiguen grandes éxitos en las urnas mediante la difusión de sus chabacanas extravagancias tanto en la Península Italiana como en su hermana casi gemela, la Ibérica.

Cuando la propia Ciciolina trato de repetir la experiencia en Hungría, su país natal, comprobó que este modelo de hacer política no era exportable a otros países, al no poder ni siquiera, llegar a recoger los avales para presentarse.

En la actualidad, quizás para contrarrestar el efecto de que una de las más afamadas políticas italianas del momento sea una "Drag Queen" perteneciente a  Refundación Comunista, los partidos de extrema derecha mueven sus peones.

Alessandra Mussolini reúne en su prsona el perfil perfecto para estas lides. Por un lado, es la nieta del Duce y mantiene el linaje del fundador del Partido Fascista Italiano por otro, es conocida también como actriz segundona y modelo de calendario de taller. Sí, de esos que todas las imágenes consisten en señoritas luciendo sus pechos.

"La nieta", diputada en su momento por Nápoles y actualmente eurodiputada, a pesar de su condición de artista desinhibida, representa la opción política mas purista del fascismo. Las declaraciones del líder de la neofascista Alianza Nacional, Gianfranco Fini, rechazando el antisemitismo o el termino "fascista" hicieron que la Mussolini abandonase dicha organización para crear la suya propia, Acción Social.

Alessandra es la actual dirigente de Alternativa Social, una coalición de rancios partidos de extrema derecha (Frente Nacional y Lista Mussolini entre otros) que se reivindica legitima heredera del Partido Fascista Italiano.

Dicha organización pretende presentar como diputado por Roma nada menos que a Pipino Roberto Detto, mas conocido como Roberto Malone, el popular actor porno italiano ya figuro en puestos más discretos en las listas de esta organización en un distrito de Turín. También se rumoreaba que el mismísimo Rocco Sigfredi podría entrar en la candidatura de Alternativa Social.

¿La ultraderecha ha dejado de considerarse seria y se nos despendola?. Quizás, como buenos nacionalistas extremos que son han querido dar un toque “mas italiano” a su imagen...

Todavía se me ocurre otra pregunta: en un país tan católico... ¿cómo se tomará el militante o simpatizante más facha que su voto pueda ir dirigido a alguien que practica la pornografía?

Lo cierto es que, si levantasen la cabeza los viejos políticos y oradores romanos como Cicerón y viesen a sus nuevos sucesores en el senado de la Ciudad Eterna se darían cuenta que hay mas barbarie en casa que el que ellos intuían allende de los Alpes.

Sic transit gloria mundi.

 

  

 

ODIO ETERNO AL FUTBOL MODERNO

Por Pablo Barroso - 29 de Septiembre, 2006, 11:47, Categoría: Frikadas varias

La camiseta del Fútbol Club Barcelona ya no puede presumir de inmaculada, no señores, los orgullosos directivos que presumían que la tradición del Barça nunca sería vencida por el canto de sirena de los “ingresos atípicos” deben rendirse ante la cruda realidad. Su club, como club de élite que es, es arrastrado por la corriente de los nuevos tiempos que imperan en el fútbol.

 

Hasta el Barcelona ha sucumbido a la tentación de llevar publicidad en su camiseta.

Y es que los tiempos cambian, y están dispuestos a cambiarlo todo, de hecho hay clubes que van a años luz del Barcelona en el sentido de la publicidad  en su indumentaria. Hace una semana, el Atlético de Madrid anunció que pondría publicidad en la espalda de su camiseta lo cual, unido a la que ya lleva en la parte delantera y en el pantalón, hace que sus jugadores parezcan mas bien pilotos de Fórmula uno que jugadores propiamente dichos. La pregunta es la siguiente, ¿Dónde ira incorporado el próximo anuncio? Quizás lo lleven los jugadores en alguno de sus muchos tatuajes último grito…

 

Hablando de indumentaria, ¿que me dicen de la irrupción de Nike en el mundo del fútbol? La multinacional, experta en marketing, ha impuesto a golpe de talonario su politica empresarial, pasándose “por el forro” cualquier cosa que tuviese que ver con la tradición futbolística y de los clubs en particular.

 

Algunos horribles diseños han sustituido (o pretendido sustituir) a los centenarios modelos de clubes como el Athletic de Bilbao o el Atlético de Madrid. En ambos casos ,las rayas verticales rojiblancas de toda la vida desaparecen porque “no molan”. En el caso de los vizcaínos se sustituyen por círculos rojos sobre fondo blanco que quizás evoquen al mítico maiot que los vencedores de la montaña lucen en el Tour de Francia. En el caso de los colchoneros, sus seguidores tienen que sufrir aún más que lo que es habitual en ellos viendo a su equipo lucir un ridículo pijama.

 

Pero Niké también hace daño a la vista del forofo en el resto de Europa. Las variaciones pueden cambiar desde algo tan leve como cambiar la orientación de las rayas de vertical a horizontal, caso del Inter de Milán, o cosas mas graves como modificar a su antojo el escudo de un histórico club como el Arsenal.

 Arsenal saw off Sunderland 3-0 tonight at the Stadium of Light, despite making 10 changes from the side which beat Manchester City in the Premiership on Saturday.

El nuevo escudo del Arsenal, rediseñado y simplificado por Nike.

No creo que sea ser conservador invocar constantemente a la tradición, porque el fútbol es ante todo sentimiento por un club, por una identidad, la cual sin la tradición carece de contenido. Y quizás no se den cuenta que acabando con esto pueden matar la gallina de los huevos de oro.

 

Los templos de esta religión de masas, los estadios, auténticas glorias de la arquitectura, se ven demolidos ante el avance de la especulación inmobiliaria. En el mejor de los casos. son reconstruidos en el extrarradio de la ciudad. En otros, acaban siendo construidos en lugares que ni siquiera pertenecen a la localidad con la que se identifica el club inquilino del estadio.

 

 Otros clubs, como el Español de Barcelona, llevan años en el exilio sin un estadio propio.

 

Sin embargo, para un italiano no es ninguna sorpresa ver que su club comparte estadio con su eterno y odiado rival, son los casos del Roma y la Lazio, del Milán y el Inter o de la Juventus y el Torino. Solo queda por esperar a ver cuánto tarda esta última fórmula en implantarse en nuestro país.

 

Siguiendo con los estadios, ¿Quién le explica a un octogenario aficionado que su Osasuna del alma ya no juega en “El Sadar” sino en el “Reyno de Navarra”?. A los estadios ya no les queda ni su nombre histórico. Los clubes como el Arsenal (que ahora juega en un tal “Emirates Stadium”) han exportado este sistema en el cual alquilan al mejor postor el nombre de sus estadios. Veremos a ver cuanto tardan en hacer lo mismo con el propio nombre de los clubes, como ocurre en el baloncesto o el balonmano, podemos acabar siendo seguidores de marcas comerciales más que de clubes históricos de fútbol.

 

Antiguo estado de "El Sadar", ahora llamado "Reyno de Navarra".

Pero la pérdida de identidad no se limita a los nombres únicamente, sino a la propia vinculación que un club tiene históricamente con alguna ciudad. A principios de los noventa, Marcos Elguezabal, Propietario del Logronés, valoró la posibilidad de trasladar su club a la ciudad de Málaga, ante los mejores ingresos que supondría tener allí un equipo en primera división. Con este mismo argumento, un club  londinense como el Wimbledom abandonó su país de origen para jugar la modesta liga irlandesa.

 

El futbol ya no es del pueblo, de las masas, sino del dinero. Varios magnates se han propuesto hacer en él negocios y han convertido clubes con masas sociales tan modestas como el Chelsea, el Villareal o el Parma en auténticas potencias futbolísticas a golpe de talonario.

 

Si señores, y es que el marketing se impone, ya no hay respeto ni por los números. Ya no me quejo de que hayan cambiado el sistema para personalizar la ropa deportiva y venderla mejor y ahora se pueda divisar un once titular con camisetas que llevan números superiores al “11”. Me parece bastante lamentable, pero no me quejo tanto por eso, sino porque se cometan aberraciones como saltar al campo portando números como el “66” como si esto fuese la superbowl, o que se hagan gilipolleces como retirar para siempre algún número en las camisetas de determinados clubes. La cosa suena ya a esperpento cuando por ejemplo se observa a un centrocampista como Bassedas saltar con la albiceleste argentina en una Copa América portando el número uno en su espalda, ridículo.

 

Los jugadores se han convertido en modelos publicitarios. Cada domingo, un conjunto de maniquíes y vedettes salta a la pasarela del césped de cualquier estadio del fútbol profesional.  Se discute más sobre sus aventuras amorosas o su opulenta vida privada que sobre sus cualidades futbolísticas. Las marcas que los patrocinan, auténticas dueñas del meollo, imponen a sus clubes o a sus selecciones nacionales que sus estrellas mediáticas jueguen aunque su estado de forma y su rendimiento sea nulo.

 

Beckam y Ronaldo. El primero fue impuesto como jugador titular al Madrid de Camacho por Adidas. El segundo por Nike a la selección brasileña durante el mundial de Corea y Japón.

Siguiendo en esta línea, y con la complicidad de los agentes FIFA (ávidos de cobrar comisiones por traspasos), las grandes multinacionales rotan a sus estrellas mediáticas por diferentes clubes en busca de nuevos mercados y puntos de venta. Se trata pues, de que tal o cual jugador se ponga la camiseta del máximo número de clubes posibles a fin de generar más ventas. Esto es llevado a la máxima expresión en ligas como la de Estados Unidos o Australia, donde se pueden fichar jugadores para jugar uno o dos partidos solamente. El mercado de traspasos en el futbol moderno se mueve pues, por criterios puramente publicitários y no técnicos, para vender más ropa deportiva y no para potenciar el nivel de un club.

 

También entran en juego los medios de comunicación, las plataformas digitales, los grandes imperios de las ondas… otros de los grandes inversores en este negocio deportivo. Ansiosos de explotar mejor el negocio, han pretendido reformar las competiciones europeas a fin de, apostando por un elitismo extremo impropio del fútbol clásico donde David se enfrentaba cotidianamente a Goliat, exprimir mejor este maná que supone el futbol..

 

Han reformado la Champions League para que tuviesen en ella cabida los clubes de mayor renombre y más rentables para su negocio, proponiendo incluso que éstos tuviesen plaza fija y cerrada al estilo NBA. La competición en sí misma ha perdido en calidad y bastante, en los últimos años los campeones de Europa suelen ser clubes que ni siquiera han ganado previamente su liga nacional, requisito que antaño era imprescindible sólo para poder participar.

 

En esta situación, la Copa de la UEFA esta totalmente devaluada y todos echamos de menos el antiguo sistema en el que había tres competiciones prestigiosas y con equipos fuertes.

 

Y que decir de las copas nacionales, antaño espectaculares y ahora convertidas en el lugar donde poner a jugar a todos los suplentes ante un trofeo que nadie se toma en serio al no dar plaza a la codiciada “Champions”.

 

Para el colmo de todos los colmos, este verano se ha aprobado en España la posibilidad que un club con dinero compre su plaza en primera o segunda división y participe en ellas sin haber tenido los méritos deportivos para ello.

 

Por último decir que, al jugarse tanto dinero y tantos intereses en los diferentes partidos, el fútbol se ha convertido en algo ultradefensivo y cada vez mas conservador, primando lo especulativo sobre el espectáculo y el músculo sobre el talento.

 

A esto hay que sumar que el doping, los sobornos o los fraudes de toda índole se han convertido en moneda común en este deporte.

 

El fútbol pues, ya no es un deporte popular, sino un puro negocio publicitario dominado por las empresas de marketing, los medios de comunicación, las marcas deportivas y también por las mafias. Por esto y muchas más cosas me ratifico gritando lo que digo en el título de este artículo. ¡¡¡ODIO ETERNO AL FUTBOL MODERNO!!!

La Revolución Traicionada (Breve Historia de la Nomenklatura)

Por Pablo Barroso - 20 de Septiembre, 2006, 15:16, Categoría: Política

Numerosas personas se aglutinan en los muelles de Sebastopol, Odessa y Murmansk, el Ejército Rojo esta a las puertas estas ciudades y parece que la causa de los blancos se ha perdido definitivamente. Las potencias occidentales no están dispuestas a malgastar más dinero en tal empresa restauradora. A base de concesiones territoriales, el estado soviético por fin se ha asegurado la paz y es hora de comenzar a construir el socialismo. Son, los años veinte.

Pero ni los más pesimistas sospechaban que, desde el primer momento, ya durante la guerra civil, los cimientos del nuevo orden se habían colocado de forma equivocada, diferente a como estaba previsto en los planos del edificio que, con el tiempo se derrumbaría.

En efecto los tiempos eran difíciles y los enemigos múltiples, incluso en el interior. Todo ello contribuyo a que no fuese posible la convivencia inicial de varios partidos revolucionarios que propondrían al pueblo ruso para que este, mediante el poder asambleario de los soviets, decidiesese libre y democráticamente su futuro.

En consecuencia, el Partido Comunista asumió el monopolio político y pronto sus cuadros pasaron a controlar a su antojo los los soviets y las estructuras fundamentales del estado, resultando de ello una fatal fusión entre el estado y el partido-único y el fin de la democracia asamblearia.

Paralelamente a esto, la falta de técnicos y personal de administración hizo que pronto hubiese que establecer una alianza entre las clases trabajadoras por un lado y las clases medias e intelectuales por otro. Anteriormente, el propio Lenin había vaticinado ue sería inevitable establecer dicha colaboración con estas clases aludiendo entre otras cosas a la necesidad de contar con un cuerpo de "revolucionarios profesionales" que gestionase el nuevo y flamante estado.

Nadie duda de la necesidad de estos gestores para comenzar a construir el edificio del socialismo, pero pocos sospechaban que estos hombres constituían la semilla de una nueva clase social.

Pronto, estos hombres se convirtieron en los cuadros del partido y comenzaron a desplazar a la "vieja guardia", a los antiguos revolucionarios. El proceso de control del partido (y por tanto el estado  el sistema en general) se había iniciado. Lenin mismo luchó encarecidamente durante sus últimos días contra el gran problema que surgía, la burocratización de la Unión Soviética., dándose cuenta que esta representaba uno delos mayores peligros para la revolución.

El propio Lenin quiso barrer a la burocracia e impedir que se apoderase de la revolución, tras haberla encumbrado él mismo al poder pudo darse cuenta ue representaba un gran peligro para el socialismo, pero su temprana muerte le impidio realizar su objetivo.

En efecto, y tal y como marcan las leyes del materialismo dialéctico, “de su propio seno”, del de el nuevo sistema “surgira la contradicción principal cuya misión histórica será destruir a lo que le precedió”, y esto fue lo que sucedió. El confuso periodo que sucedió a la muerte de Lenin, con la amenaza exterior, la guerra mundial, la crisis de las colectivizaciones y las constantes conspiraciones palaciegas en el Kremlin, se da como resultado que durante el periodo Staliniano esta nueva clase acceda al poder definitivamente, recibiendo el nombre de “nomenklatura”.

Stalin reforzó su poder apoyándose en la nomenklatura, y esta, a su vez dividida en familias rivales que aspiraban a la hegemonía sobre las demás, pero que mantenían un corporativo sentimiento de élite y de objetivo común, terminaron de desplazar del poder durante las  purgas stalinianas a los que quedaban de los viejos revolucionarios de 1917.

Llegamos al polémico XX congreso del PCUS, el famoso “Informe Krushev” desvela los crímenes de Stalin y hace autocrítica proponiendo enderezar el rumbo de la revolución terminando con todos sus males de un plumazo.

Se restaura a las víctimas y los proscritos de periodo anterior y se proclama la libertad total de expresión y el fin del culto a la personalidad de los líderes. Si bien ninguna de las citadas medidas llega a aplicarse en su totalidad, los miembros de la nomenklatura pretenden lavar su propia imagen utilizando la figura de Stalin como chivo expiatorio ya que todos ellos eran titulares de altas responsabilidades en el aparato estatal durante aquel periodo. Los nomenklaturistas habían sobrevivido a su primera gran crisis y llegarían ahora, tras esta primera reconversión, al cenit de su poder que se prolongaría hasta principios de los 90.

En definitiva, la nomenklatura se había constituido en una nueva clase dominante y explotadora, que explotaba al proletariado y el campesinado soviético ya no mediante el control de los medios de producción y la explotación de las plusvalías, sino mediante la gestión en exclusiva de el omnipotente y omnipresente estado soviético, el cual, de esa forma perdía su función como garante de los valores que decía defender.

 

Una clase casi cerrada y endógama, que se auto-reproducía, que disfrutaba de los bienes y servicios estatales como si fuesen propios, que poseía viviendas, bienes de consumo y privilegios en general con los que el ciudadano medio soviético no podía ni soñar.

 

Como clase dominante, era necesario que esta se reforzase con una ideología dominante que justificase su poder. El marxismo y el leninismo fue dogmatizado y enclaustrado para servir a este interés convirtiéndose en un sistema avanzado de ideología dominante, superior incluso a la mentalidad capitalista pues ahora se trata de teñir de socialismo y de poder popular la realidad del sistema.

 

Con la crisis de la Unión Soviética y las reformas de la Perestroika y la Glasnost, el poder de la nomenklatura se ve seriamente amenazado al surgir otros poderes fácticos y gran parte de las familias nomenklaturistas pasan a una segunda reconversión fusionándose así a las emergentes mafias y los nuevos capitalistas. Esto suele suceder donde existe una fuerte tradición nacional o burguesa, como es el caso de Rusia y las repúblicas soviéticas de Europa.

 

El resto de los nomenklaturistas busca una salida inmovilista que preserve su poder. Esta actuación llega a su momento clave durante el golpe de estado que organizan contra Mihail Gorbachov , en un intento desesperado de restaurar el sistema previo a la reforma.

 

El fracaso del golpe desintegra a la nomenklatura inmovilista de las repúblicas europeas. Pero no sucede lo mismo en el caso de las repúblicas musulmanas.

 

En efecto, en las repúblicas musulmanas de la URSS nunca existió una burguesía nacional ni un movimiento nacionalista considerable. Estas repúblicas eran un mero apéndice administrativo de Moscú y tenían una fuerte burocracia y por consiguiente allí el poder de la nomenklatura era omnipresente.

 

No es de extrañar pues que todas las repúblicas musulmanas respaldasen el golpe de estado contra el gobierno de Gorbachov y, tras el fracaso de este, declarasen su independencia desvinculándose de su tradicional servilismo a Moscú.

Saparmyrat Nyýazow „Türkmenbaşy“

Saparmyrat Nyýazow, el megalómano presidente de Turkmenistán, es un claro ejemplo de como la nomenklatura se perpetuo bajo la bandera del nacionalismo en el mundo musulman pot-soviético.

La nomenklatura de estas repúblicas inicio pues su propio camino hacia su reconversión. A la ruptura con Moscú la sigue el colaboracionismo con los Estados Unidos y la creación de unas identidades nacionales propias.

 

Paralenemente, los máximos responsables del Soviet de la República asumen el título de Presidentes y transforman el Partido Comunista en un partido del presidente que practica un desmesurado culto a la personalidad.

 

En resumen, tras esta reconversión autóctona, la nomenklatura de las repúblicas musulmanas se mantiene en el poder hasta hoy día y, paralelamente, las familias de el resto de repúblicas de la URSS también lo hacen en gran parte aprovechándose de su posición para transformarse en nuevos capitalistas durante las privatizaciones.

 

En conclusión podemos afirmar que la pequeña burguesía rusa de principios del siglo XX ha experimentado su propio camino hacia el capitalismo en todo lo que fue el Imperio Ruso. Lideró la Revolución Bolchevique guiando al pueblo llano ruso contra el feudalismo de los zares de la misma forma que la burguesía francesa lo hizo en su momento contra los Borbones. Al igual que en Francia, se convirtió en la nueva élite y el proceso revolucionario desembocó en una sociedad capitalista liderada por ellos mismos. La polémica esta servida…

 

¡¡¡JUSTIFIQUEMOS LA GUERRA Y HAGAMOS BUENOS NEGOCIOS!!!

Por Pablo Barroso - 19 de Septiembre, 2006, 12:11, Categoría: Historia

Durante todas las guerras que se producen en la historia de la humanidad, los bandos en escena se esfuerzan por dar una justificación a su participación en el conflicto en cuestión.

Desde la "guerra santa" del medievo y las "guerras justas" del renacimiento, pasando por las "guerras civilizadoras" de la epoca victoriana hata llegar a la "lucha contra el eje del mal" actiual, un elenco de justificaciones morales e ideologicas han servido de pretexto a las potencias o estados beligerantes para desarrollar un conflicto que no tiene otro fin que el de pelear por un reparto del poder o la correlación de fuerzas en un determinado área.

Centrémonos en la Segunda Guerra Mundial, conflicto relativamente reciente y archiconocido por todos, para observar la certeza de esta argumentación.

La historia, como supuesta ciencia, esta también al servicio siempre del vencedor, del que sufraga y financia aquienes la cuentan, a quienes la inventan. En el noventa por cien de los casos, vemos como los historiadores contemporáneos nos venden el conflicto mundial como un choque entre ideologías, entre las democracias occidentales burguesas (aliada al comunismo estaliniano) y las dictaduras fascistas europeas o asiáticas.

Bien es cierto que los estados nacionales y potencias de principio de siglo buscaron expander continuamente su economía en pleno desarrollo industrial y buscar nuevos mercados, la saturación en dicha busqueda llevo a las burguesias dirigentes de dichas potencias a querer conquistar dichos mercados por medio de la guerra.

Así se llegó a la Primera Guerra Mundial. La Segunda sólamente constituye un segundo acto en esta obra dramática. Las burguesías nacionales perdedoras se unen a algunas vencedoras insatisfechas en un afan darwiniano de supervivencia, de lucha por los mercados a nivel mundial, y se lanzan de nuevo a su conquista por la fuerza. En el lado opuesto, se sitúan las potencias vencedoras que pretenden a toda costa mantener el status quo vigente desde la Paz de Versalles, mantener sus conquistas y privilegios económicos obtenidos en la anterior guerra.

Mostremos ahora algunos ejemplos significativos del por qué de la participación de algunos de los principales países en este conflicto:

ALEMANIA: Considerado el principal agresor, él único país que deseaba la guerra a toda costa, su derrota en el anterior conflicto le despojó de diversos áreas industriales y de sus colonias. El afan por recuperar dichas áreas y de crear en la Europa del Este un "espacio vital" neocolonial para continuar su proceso desenfrenado de recuperación económica, hizo que los grandes empresarios nacionales (Krupp, Thyssen..) financiaran y convergieran con las ideas nacionalsocialistas e impulsaran la política exterior agresiva del régimen hitleriano.

ITALIA: Vencedor en la Gran Guerra, se mostro insatisfecho por los resultados obtenidos por la paz en materia de territorios adquiridos, lo cual potenció el sentimiento nacionalista. La profunda crisis económica y social del país, la pujanza del movimiento obrero, y las profundas diferencias entre el norte y el sur situaron a Italia al borde del colapso. Empresarios y terratenientes comenzaron a ver en el Partido Fascista el único capaz de mantener el orden social y económico vigente y le financiaron y apoyaron hasta que este decidió tomar el poder por la fuerza con el beneplácito del Rey Victor Manuel III que se negó a aplastar el golpe y nombro a Mussolinni primer ministro.

La incapacidad del régimen fascista de solucionar los problemas internos, condujo a una política exterior militarista y aventurera que buscaba desviar la atención de la opinión pública nacional hacia éstos asuntos.

FRANCIA E INGLATERRA: Pretendieron contemporizar con la política exterior germana hasta que se dieron cuenta de que sólamente la guerra les permitiría mantener su status quo.

EEUU: Pendiente de mantener sus intereses mercantiles en Latinoamérica y el Pacífico y con una opinión pública contraria a la intervención armada, simuló una política aislacionista con el conflicto mientras apoyaba con grandes medios económicos y materiales a los británicos y se comprometía secretamente con ellos a entrar en guerra.

El Avance japonés en China hizo a los norteamericanos adoptar medidas económicas sancionadoras y de bloqueo contra el país asiático, que se vio obligado a provocar la guerra ante las dificultades que tenía para obtener materias primas para su industria.

El ataque sorpresa japonés a Pearl Harbour era tan conocido como esperado por el gobierno estadounidense, ya que dicha agresión les permitía entrar en guerra con un sólido argumento que vender a sus ciudadanos.

Con respecto a la cuesión de la guerra de ideologías que tiene como antesala y preludio la Guerra Civil Española no podemos decir otra cosa que se trata de una falacia instrumentalizadora de la realidad, varios hechos constatan esta posición:

-El gobierno del "Frente Popular" francés, y la propia Unión Soviética no prestaron más que un apoyo simbólico al bando republicano durante la Guerra Civil Española. La ayuda pues, quedo supeditada a su propia política exterior y ambos países aun pretendían contemporizar con Alemania e Italia, de modo que abandonaron a su suerte a sus "compañeros" españoles.

-Los Británicos mantuvieron un velado apoyo al bando fascista pues sus intereses comerciales y vinícolas en Andalucía se encontraban en zonas en manos de los sublevados que, por otra parte eran garnates de esa propiedad privada de los ingleses en tierras gaditanas . Por la zona de control naval británico arrivó a las costas españolas una gran cantidad de apoyo militar germanoitaliano ante la pasividad inglesa, a pesar de lo pactado en el Comité de No Intervención, donde se concedió la custodia de un sector naval a Londres para impedir la llegada de armamento del exterior a España.

- Regímenes fascistas puros como la Grecia de Metaxas combatieron al lado de los aliados, el Portugal salazarista fue neutral pero favorable a su aliado tradicional británico, y la España de franco retiró la división azul e incluso pretendió acercarse a los aliados cuando la guerra comenzó a cambiar de signo.

Niños griegos saludando a la romana. Uniformes, simbolos bizantinos, saludos y demás parafernalia evidenciaban el carácter fascista del régimen de Metaxas que sin embargo fue un aliado de Gran Bretaña durante la guerra.

-La propia Unión Sovietica fue considerada por los occidentales como una tiranía antes de ser aliados de ella. Posteriormente al conflicto, durante la guerra fría, se recupero esta visión sobre el dicho estado. Lo cierto es que Stalin y Hitler no dudaron en firmar una estrecha alianza económica y en repartirse Polonia y Europa Oriental.

Durante esta fase de la guerra, ambos hicieron declaraciones de hermandad y se dirigieron guiños mutuos, el propio Partido Comunista Francés fue negligente ante el avance alemán en tierras galas y durante un tiempo tenía permitido incluso vender su propio periódico en el París ocupado.

Hasta 1940 se llego a hablar de la entrada en guerrar de la URSS en el bando alemán obteniendo esta el derecho de expansión hacia Persia y el Golfo Pérsico. El desacuerdo en el reparto balcánico fue el causante de la ruptura de estas negociaciones.

-La Italia de Mussolini siempre fue fiel a su tradicional alianza con Francia y Gran Bretaña, que le recompensaron con buenos acuerdos en el Mediterráneo y Libia. Fue el propio Duce quien envio tropas a la frontera austriaca para evitar que Hitler se apoderase del país. Todo cambió cuand la comunidad internacional condenó la anexion italiana de Etiopía lo cual, unido al común interés en la guerra española, provoco el acercamiento germano-italiano.

- Finlandia, una democracia al estilo occidental, entró en guerra contra la URSS al lado de Alemania en un intento de recuperar los territorios que Moscú les habia arrebatado año y medio antes.

Soldados finlandeses en el frente de Carelia. A pesar de constituir una democracia burguesa de corte occidental, Finlandia entró en guerra junto a la Alemania nazi en un afán revanchista hacia la Unión Soviética.

- Francia fue agredida por su aliado Gran Bretaña en Dakar, Mers el Kebir, Madagascar y Siria. Italia no tuvo reparos en invadir a la también fascista Grecia y Alemania planeo una operación para ocupar España y Gibraltar tras el desencuentro entre Hitler y Franco en Hendaya. A su vez, Francia e inglaterra disponían de un fuerza para invadir Noruega (país neutral y democrático) para cortar la vía de mineral de hierro sueco hacia Alemania, el pretexto sería ayudar a Finlandia contra la agresión soviética.

-Al ocupar Africa del Norte los aliados, el almirante Darlan, segundo en el Régimen colaborador fascista de Vichy, se une a los aliados y es reconocido como su referente Francés, un caso parecido ocurre en Italia con la ocupación de Sicilia y el sur del país por los aliados. Numrosos jerarcas fascistas y el propio Rey destituyen a Mussolinni y fotman un gobierno con el mariscal Badoglio, todos hyren al sur y declaran la guerra a Alemania uniéndose así a los aliados.

Se podría hacer todo un libro con anécdotas y curiosidades de este conflicto que son reveladoras todas ellas de que, en efecto, aquel conflicto no fue una lucha entre ideologías sino entre grandes "truts" comerciales y oligarquías económicas que empujaron a sus respectivos países a defender sus intereses contra los de las otras potencias.

Un resultado de la ambición de un grupo de potencias imperialistas que vieron sus intereses encontrados entre sí. Ambos bandos cometieron traiciones, agresiones militares y crímenes de guerra. Como siempre, la historia es un arma político, y la escriben los vencedores y los poderosos.

Hispania et Hispaniaes

Por Pablo Barroso - 19 de Septiembre, 2006, 10:55, Categoría: Política

Comentan los académicos que el término "nación" es aplicable a comunidades de personas que poseen en comun unas características socioculturales, como podrían ser la lengua, las costumbres, las formas culturales, la historia...
Mapa de lenguas y dialectos del estado español, la variedad linguistica
 del estado evidencia la estructura pluricultural de éste.
Dada la ambiguedad de la definicion, la cual da lugar a múltiples interpretaciones a la hora de analizar si un grupo de individuos constituye una nación o no. Algunos eruditos sostienen la tesis de que para ser una nación es imprescindible que haya una conciencia de "ser nación" entre los afectados.
Con la llegada de las Revoluciónes Liberales, a principios y mediados del siglo XIX, comienza a aparecer la teoría de que la soberanía reside en el pueblo. Los estados pasan de ser patrimonio de la monarquía a constituirse en "estados nacionales".
En medio de ésa vorágine, muchas naciones (Como las balcánicas) logran su independencia y consolidación como estado-nación. Otras (como Alemania o Italia), logran su unificación a partir de pequeños estados.
 A pesar de ello, el complejo mapa etnico-cultural europeo refleja una realidad que hace que, minorías nacionales pertenecientes a  otros estados (Polacos en Alemania, griegos en Turquía) queden englobadas dentro de las fronteras de estados ajenos a su cultura. Y no solo eso, sino que otras naciones (como los bretones en Francia) no logran conseguir la creación de su propio estado.
Y ahí precisamente es donde queríamos llegar. Los estados luchan por el ordenamiento y racionalización de sus territorios, pretendiendo una uniformidad total en todos los sentidos. Es necesario pues, la negación de la existencia de naciones dentro de los estados, su asimilación a la nación preponderante y, en algunos casos (como el de Turquía frente a griegos, kurdos o armenios) emplear la fuerza contra los pueblos se resistan a esta política de aculturación.
El Estado Español no es ajeno a esta problemática A lo largo de la historia, se ha pretendido crear una nación de "españoles" amparándose en tabúes y también en falsos mitos como la creación de España en tiempos de los Reyes Católicos.
A muchas de las naciones del Estado Español, se les rebajó  a la categoría semi-folklórica de "Regiones con sus particularidades", mientras se procedía incluso a potenciar un contínuo avance del uso cotidiano de la lengua castellana en favor de las lenguas locales.
Es falso que los Reyes Católicos quisiesen crear el Reino de España. De hecho, la centralizada Castilla y la confederacíon de estados que suponía la Corona de Aragón, se mantuvieron independientes entre sí, como simples aliados, durante este periodo histórico.
A la muerte de la Reina Isabel, ambas coronas se volvieron a separar y Fernando orientó su política hacia otro lugar, casándose con Catalina de Foix y esperando un hijo que heredaría la Corona de Aragón pero que nació muerto. Fue, por tanto, un hecho casual y no deseado por la política fernandina el que hizo que su nieto Carlos heredase las coronas de Castilla y Aragón.
Aun así, durante el reinado de la Casa de Austria, los estados de Cataluña, Aragón, Valencia y Mallorca permanecieron como totalmente independientes entre sí y únicamente federados a Castilla por el hecho de tener el mismo soberano en común.
 La llegada de los Borbones en 1715 al trono español hace proclamar a éstos los llamados "Decretos de Nueva Planta", por los que suprime la independencia de los mencionados estados y los incorpora de hecho a las Cortes de Castilla. 
Todo ello, por una parte, por el afán centralizador borbónico (impotado de Francia) y, por otra, como represaliahacia esos estados por el hecho de haber apoyado al pretendiente austriaco durante la Guerra de Sucesión precendente, en la que los Borbones fueron aupados el  trono español.
 Surge aquí pues, en la práctica, la configuración de España como un estado.
El porblema vasco tiene muchas sincronías con lo anteriormente citado. Durante la Alta Edad Media, por razones tributarias, los señoríos-estado de Álava, Vizcaya y Guipuzcoa, independientes entre si pero gobernadas por el rey de Navarra, destutuyen uno tras otro (aunque a destiempo entre sí) a su soberano y le entregan tal dignidad al monarca castellano.
La creación del Estado de las autonomías no supuso un freno a las aspiraciones nacionalistas
 ni al imparable avance del castellano como lengua materna y de uso común en todo el estado.
Así pasan a la órbita castellana, pero como tres estados independientes en "union personal" en la figura del soberano común que comparten con con Castilla. Navarra, ocupada posteriormente por Fernándo el Católico, permanece en las mismas condiciones de unión personal con Castilla hasta el siglo XIX en el que todavía Isabel II de España es proclamada Isabel I de Navarra.
Surgen las Guerras Carlistas durante el reinado de Isabel y estos estados se encuentran en el bando del pretendiente carlista derrotado. Siendo pues, incorporados a España directamente pero conservando, aunque de forma limitada, algunos de sus fueros y privilegios.
Durante la Guerra Civil Española las provincias de Álava y Navarra se encuentran en el bando vencedor y sus fueros y privilegios serán respetados durante el franquismo como premio a su lealtad. Todo lo contrario ocurre en el caso de Vizcaya y Guipuzcoa.
Tras esta breve explicación histórica parece ineludible el hecho que España constituye un estado plurinacional,en el que algunas de las naciones que habitan en su territorio llegaron a tener incluso sus propios estados durante largos periodos de la historia y fueron privados por la fuerza de su soberanía.
 Los odios y mitos centralizadores, potenciados durante el franquismo  hicieron que durante la transición se inventase el término eufemístico de "nacionalidades históricas" para evitar el uso del de "nación". En estos momentos actuales, en los que se reabre el debate, ¿estamos o no preparados para asumir que muchos de los pueblos de España constituyen verdaderas naciones?.
Pero veamos la otra cara de la moneda. Amparándose en la conciencia nacional de sus pueblos, reprimida pero viva. Las burguesías vasca y catalana, en un alarde de egoísmo, abanderan un movimiento nacionalista que bajo el "Statut" o el "Plan Ibarretxe" pretenden imponer una relacción confederal con respecto al resto del  Estado Español.
¿Que encierra esto? Decía Stalin en su libro "La Cuestión Nacional" que el nacionalismo surge cuando las burguesías nacionales aspiran a controlar su propio mercado nacional y enarbolan banderas nacionalistas para conseguir atraer a su causa a las clases populares. Y esto es un poco lo que ocurre.
Curiosamente, Cataluña y Euskadi constituyen dos de las comunidades autónomas económica e industrialmente mas desarrolladas del Estado Español, ambas con una poderosa burguesía autóctona que aspira a privilegios fiscales mayores. Una de las bazas principales de ese "confederalismo" es crear un estado en el que los territorios confederados dependan económicamente de sí mismos y no sean solidarios entre si. Se trata pues, de eliminar la solidaridad con respecto a las comunidades autónomas mas pobres, he ahí la realidad.
En medio del debate, por una parte se encuentra la intolerancia, por otra el egoísmo. La polémica está servida....

El Blog

Calendario

<<   Enero 2011    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog